De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Manuel P. de Somacarrera escribe sobre cine mexicano A mediados de 1928, el bilbaíno Manuel Pérez de Somacarrera comenzó a colaborar en El Heraldo de Madrid. Tenía 26 años y probablemente vivía en Zaragoza, pues en sus columnas comentaba aspectos de la vida literaria en esa ciudad. Al año siguiente, el joven periodista se mudóSigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»

De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Películas de Bajo el volcán En la introducción a la edición hecha en 1965 por la canadiense New American Library de la novela Bajo el volcán de Malcolm Lowry, Stephen Spender escribió que sus técnicas narrativas son esencialmente cinemáticas. “La influencia más directa de este libro extraordinario –dice– no es de otros novelistas, sino deSigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»

De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Ramón Novarro en Cuernavaca En su número de agosto de 1933, la revista Filmográfico publicó un anuncio a doble página en el que se mostraban imágenes del Gran Casino La Selva, en la ciudad de Cuernavaca, Morelos. Esas fotografías daban cuenta de una construcción monumental, con visitantes que llegaban en elegantes coches para disfrutar deSigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»

De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Un cuento infantil y de cine de Magda Donato Los madrileños Carmen Eva Nelken y Salvador Bartolozzi se unieron en 1917. A ella, que pronto adoptó el seudónimo de Magda Donato, le gustaba escribir; a él, dibujar y pintar. Con notables trayectorias personales en los ámbitos del periodismo, la escenografía y las artes plásticas, tambiénSigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»

De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Grimorios y crisolines Año: 1985. Lugar: Buenos Aires o, más específicamente, un edificio del barrio de San Isidro donde vivían Elizabeth Alexander y Ricardo Lucotti, quienes entonces eran mis suegros. Una anciana vecina suya, llamada Azucena, me contó algo que me hizo desear escribir una novela en el centro de la cual estaba un grimorio,Sigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»

De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Versos traspapelados de Pedro Garfias Escribió el licenciado Santiago Roel en Pedro Garfias, poeta (Monterrey, 1962) que su biografiado vivió en la Sultana del Norte entre 1943 y 1948. Había llegado ahí después de vivir una primera estación de su exilio en Inglaterra, donde escribió una de sus obras mayores, Primavera en Eaton Hastings (PoemaSigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»

De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Arcadi Artís Gener en Cuernavaca La derrota republicana en la Guerra Civil española orilló el exilio del comediógrafo, editor, periodista e impresor catalán Avelí Artís Balaguer, quien en julio de 1939 pisó tierra veracruzana con otros integrantes de su familia luego de cruzar el mar en el barco Ipanema. El Viejo Artís, como se loSigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»

De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Poemas de cine de Eduardo Ken A partir de los años quince del siglo XX comenzó a ser más o menos frecuente que los poetas mexicanos escribieran sobre actrices de la pantalla. Ramón López Velarde, José Dolores Frías, José Juan Tablada, Alfonso Gutiérrez Hermosillo y otros escritores celebraron en poemas y crónicas la belleza deSigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»

De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos

Un sueño, un fragmento de novela y un ilustrador de Él de Mercedes Pinto Un sueño Hace unos días desperté con esta historia: Estoy en un grupo, a punto de subir a un elevador. Tres encantadoras niñas de cuatro o cinco años se acercan, pidiendo las escuchemos cantar un poema que han escrito. Naturalmente lesSigue leyendo «De libros y algunas personas que no pueden vivir sin ellos»